Anne Sullivan

“La ceguera nos separa de las cosas, pero la sordera nos separa de las personas”, Hellen Keller (1880-1968).

Quien más o quien menos ha escuchado hablar de Hellen Keller, escritora, activista política, oradora, y la primera sordociega en conseguir un graduado universitario. Hellen Keller le demostró al mundo que las personas sordociegas pueden aprender a comunicarse e integrarse en la sociedad. Hoy os queremos hablar de su maestra y acompañante, Anne Sullivan.

Anne Sullivan tuvo una infancia muy dura. A los 5 años perdió casi totalmente la visión por una infección (tracoma). Cuando tenía 8 años su madre murió y su padre le abandonó en un hospicio. No fue hasta los 14 de años de edad cuando tuvo la oportunidad de estudiar en el colegio de ciegos Perkins, en Boston (Massachusetts). Allí hizo grandes progresos, aprendió Braille, el alfabeto manual (dactilológico) y se graduó con honores. Durante esta época parece que gracias a algunas cirugías pudo recuperar parte de su visión. El verano de su graduación fue elegida por el director de la escuela para trabajar con Hellen Keller. Hellen Keller tenía 7 años y su padre había pedido un instructor a la escuela Perkins para que trabajase con su hija. Desde entonces y hasta el dia su fallecimiento estuvo a su lado, enseñándola y acompándola.

Cuando Anne Sullivan llegó a casa de los Keller, Helen tenía 7 años y había perdido la visión y audición a los 19 meses de edad, se cree que debido a la escarlatina. Anne Sullivan consiguió que Hellen Keller pudiera comunicarse gracias al alfabeto manual, al braille y al lenguaje oral, consiguiendo unos resultados increibles. Anne abogó para que Hellen pudiera ir a la escuela Perkins a seguir con su formación y a la universidad. Su historia ha sido recogida en libros y películas como “The miracle worker” (el realizador de milagros) de 1959 o “Monday after the miracle” (el lunes después del milagro) de 1998. Las cenizas de Anne fueron enterradas en la catedral nacional de Washington DC para reconocer sus logros. Cuando Hellen murió en 1968 también fue incinerada y sus cenizas fueron depositadas junto a las de Anne.

Gracias a su lucha y esfuerzo, Anne y Helen cambiaron la historia de las personas con discapacidad demostrando que podían y merecían vivir una vida plena con todos sus derechos.
Os dejamos este video con las técnicas que Anne Sullivan usó para enseñar a hablar a Hellen Keller cuando no existía ninguna tecnología como la que tenemos hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: