Científicos restauran de forma parcial actividad cerebral en cerdos muertos: Posibles implicaciones en las ciencias de la audición y el lenguaje

Las clínicas de logopedia tratan a menudo a pacientes con problemas de habla y lenguaje derivados de un derrame o contusión cerebral. Cuando se produce una falta de riego sanguíneo en un área determinada del cerebro la función cerebral cesa su actividad, produciéndose un deterioro celular y el colapsamiento neuronal en ese área. Si el área afectada está relacionada con la comprensión o producción del habla y/o el lenguaje, el paciente mostrará muy probablemente problemas en sus funciones lingüísticas. Debido a ello, un alto porcentaje de estos pacientes requieren de tratamiento logopédico.

Hasta el día de hoy, los científicos pensaban que el cese de la función cerebral en áreas cerebrales “muertas” eran irreversibles a menos que se restaurase el riego sanguíneo rápidamente en el área afectada. Sin embargo, los resultados de un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature, podrían poner en duda esta afirmación. Más concretamente, los resultados del estudio podrían sentar las bases para que a largo plazo y con la investigación adecuada, se desarrollen tratamientos con los cuales pacientes con problemas de lenguaje derivados de derrames o contusiones cerebrales podrían verse altamente beneficiados.

En este estudio de ciencia básica, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Yale (EEUU), se consiguió recuperar la actividad de ciertas células del cerebro de cerdos unas horas después de ser sacrificados. Para conseguir esta sorprendente regeneración de actividad cerebral post mortem, el equipo de investigación desarrolló la llamada técnica BrainEx. Con esta técnica, tras inyectar una solución química al cerebro de los cerdos muertos, los investigadores consiguieron llevar oxígeno de nuevo a tejidos cerebrales. Además, la técnica les permitió monitorizar el flujo sanguíneo en el cerebro a través de ultrasonidos.

” Los resultados del estudio podrían sentar las bases para que a largo plazo, se desarrollen tratamientos con los cuales pacientes con problemas de lenguaje derivados de derrames o contusiones cerebrales podrían verse altamente beneficiados”

La actividad cerebral de un grupo de cerdos tratado con la técnica BrainEx, fue comparada con la actividad cerebral de un grupo de cerdos que, tras ser sacrificados, no fueron tratados con ningún tipo de solución química (grupo control) y otro grupo que recibió una solución placebo (grupo placebo). Los resultados mostraron que células cerebrales (neuronas, astrocitos y núcleos celulares) solo mostraron señales de actividad en el grupo de cerdos que recibieron el tratamiento BrainEx (ver Figura 1). Concretamente, los vasos sanguíneos del cerebro de los cerdos del grupo experimental comenzaron a funcionar al recibir la solución química, sus células cerebrales recuperaron la actividad metabólica y ciertas neuronas recuperaron parcialmente su actividad eléctrica. Esto no ocurrió en los cerebros de los cerdos pertenecientes al grupo control y al grupo placebo.

Figura 1. Neuronas (en verde), astrocitos (en rojo) y núcleos celulares (azul) en los cerebros de cerdos. En la imagen de la izquierda vemos el tejido cerebral de cerdos del grupo control (no tratados); en la toma de la derecha vemos el tejido de cerdos del grupo experimental (tratados con la técnica BrainEx)

Estos sorprendentes hallazgos han tenido un gran impacto a nivel mediático debido a que abren debates metafísicos sobre la posibilidad de restaurar funciones cerebrales tras la muerte, así como sobre la ética de la ciencia y la medicina. De ahí que una gran cantidad de medios de información se hicieran eco de la noticia la semana pasada. Sin embargo, como decíamos al principio, para unos amantes de las ciencias de la audición y el lenguaje como nosotros, su mayor interés reside en su aplicabilidad clínica y en la línea de investigación que abre este trabajo, la cual con el tiempo podría posibilitar la restauración de actividad cerebral an áreas del lenguaje no operativas como consecuencia de un derrame o contusión. Millones de pacientes con problemas de lenguaje derivados de un cese de la función cerebral podrían verse beneficiados si se llegan desarrollar este tipo de tratamientos y se prueba que son efectivo en humanos.

Como siempre insistimos en Auris Scientia otros estudios científicos tendrán que seguir esta línea de investigación y demostrar que esto es posible. Todavía queda un largo camino por recorrer. De momento nos quedamos con la importancia que puede llegar a tener la ciencia básica en el desarrollo de proyectos de investigación con una aplicación clínica. Pero sobre todo, con la curiosidad y la emoción de ver cómo se desarrolla este área de investigación prometedora para nuestro campo, la cual podría cambiar las perspectivas de tratamiento para nuestros pacientes con problemas de lenguaje derivados de un derrame o contusión cerebral.

Si estas interesado en indagar más sobre el estudio puedes leer sobre él aquí: https://www.nytimes.com/es/2019/04/18/muerte-cerebral-cerdos/

Cita del estudio original:

Vrselja, Z., Stefano, D.G., …., Waxman, G., & Sestan., N. (2019). Restoration of brain circulation and cellular functions hours post-mortem. Nature, 336-342

Visita nuestro perfil de PATREON en: http://www.patreon.com/aurisscientia
Para más detalles sobre como convertirse en patrono de Auris Scientia visita la siguiente entrada de nuestro blog: https://goo.gl/LxsfnF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: