Entrevista al Dr. Richard Seewald (Parte I): Audiología pediátrica

Auris Scientia ha tenido el privilegio de poder charlar extensamente con una de las figuras mas importantes de la investigación en audiología pediátrica a nivel mundial. El Dr. Richard Seewald, investigador ya retirado y creador del mundialmente utilizado método prescriptivo de audífonos pediátricos DSL, contestó a nuestras preguntas. Hoy publicamos la primera parte de nuestra entrevista en la que el Dr. Seewald reflexiona sobre su trayectoria y la evolución experimentada por el campo de la audiología pediátrica en los últimos 50 años.

Auris Scientia: Buenos días Dr. Seewald. Es un honor para nosotros poder entrevistarle. El Dr. Richard Seewald es sin duda uno de los padres de la audiología pediátrica. ¿Cuánto ha evolucionado el campo de la audiología pediátrica desde que comenzó su carrera profesional?

Richard Seewald: En primer lugar, me gustaría agradeceros la oportunidad de interactuar con ustedes y sus lectores. Es un honor para mí. Gracias también por el cumplido. De hecho, fui padre de Luke, Ben y Molly Seewald, ¡pero eso es todo! Permítame que les proporcione un poco de historia importante que quizá no conozcan. De mis propios estudios históricos, lo que sé es que el verdadero padre y la verdadera madre de la audiología pediátrica, tal como lo conocemos hoy, son Sir Alexander y Lady Irene Ewing, quienes comenzaron su trabajo con niños con pérdida auditiva, hace más de 100 años en Manchester (Reino Unido). Hay un libro precioso que detalla esta historia. Este libro fue publicado por la Universidad de Manchester en honor al centenario de su programa en Educación y Audiología para Sordos (Dawes, 2014). La visión a largo plazo de Ewing incluía la prueba de audición infantil, lo cual es cuanto menos notable. Recomendaría este maravilloso libro a cualquier persona interesada en rastrear la historia de la audiología pediátrica.

Mi primer mentor, el Dr. Walter Carlin, recibió su Ph.D. en la Universidad de Manchester alrededor de 1964. Por lo tanto, me apoyé mucho sobre los Ewing y su trabajo en los primeros compases de mi carrera. No tengo ninguna duda de que estos primeros aprendizajes sentaron las bases y la filosofía profesional de toda mi carrera. Por lo tanto, siempre me he sentido orgulloso de considerarme un nieto profesional de los Ewing.

Por supuesto que nuestro campo se ha desarrollado enormemente a lo largo de mi carrera (1968 – presente). Aunque me retiré de mi trabajo en la Universidad de Western Ontario hace 10 años, todavía sigo activo en el ámbito global como miembro del consejo asesor de la Fundación Hear the World. Ha sido el proyecto de retiro perfecto para mí. Volviendo a mis inicios, realicé mi primer trabajo como audiólogo pediátrico en el hospital de niños en Halifax (Nova Scotia) en 1972 después de terminar mis estudios en la Universidad de Minnesota. Quizás la mejor manera de responder a su pregunta sobre la evolución del campo desde principios de la década de 1970 sea proporcionar una lista de lo que no teníamos en nuestro trabajo con bebés y niños pequeños. Esta lista incluiría: examen de audición universal para recién nacidos, cualquier medida electrofisiológica (por ejemplo, ABR), medidas de emisión otoacústica, analizadores de audífonos, procedimientos prescriptivos para instrumentos auditivos, audífonos digitales y programables, implantes cocleares y tampoco teníamos protocolos basados en evidencia para ninguna de nuestras prácticas clínicas. Para ser honestos, hubo personas en nuestro campo que a menudo decían que la “audiología pediátrica” ​​era más un arte que una ciencia en ese momento. ¡A menudo argumenté que incluso los grandes artistas tenían reglas para guiar su trabajo! Puede que sea interesante para el lector que señale que no tuve una sola asignatura en “audiología pediátrica” ​​en ninguno de los tres programas que me otorgaron mis títulos como audiólogo. Claramente, había mucho trabajo por hacer y, muy felizmente, ahora estamos en una posición mucho más fuerte como profesión.

AS: Vista la tremenda evolución experimentada en los últimos años en el campo de la audiología pediátrica ¿Hacia dónde cree que debería dirigirse la disciplina en un futuro cercano?

RS: Mi respuesta a esta pregunta puede sorprenderos. Como he comentado anteriormente, ahora tenemos herramientas y conocimientos muy poderosos para trabajar en la importante tarea que hacemos con los bebés, los niños y sus familias. Como he viajado por todo el mundo, he llegado a la conclusión de que lo que más necesitamos es utilizar las herramientas y el conocimiento que ya tenemos. Se han desarrollado extensos protocolos basados ​​en la evidencia para la detección, el diagnóstico y la selección y ajuste de dispositivos en lugares como Australia, Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido. Si uno estudiara estos protocolos cuidadosamente, encontrarían una consistencia notable en ellos. En Ontario (Canadá), por ejemplo, es obligatorio que los profesionales que desean participar en nuestro programa de audición infantil se adhieran a estos protocolos. Todos los profesionales los aplican minuciosamente utilizando el mismo programa y el mismo equipamiento. El desempeño del programa es monitorizado y donde observamos desviaciones significativas, se vuelve a entrenar a los profesionales. De esta manera, podemos decir que tenemos un programa de audición infantil uniforme, basado en la evidencia. Quisiera agregar que, a través de mi trabajo con la Fundación Hear the World, hemos demostrado que es posible implementar nuestros protocolos de Ontario (Canadá) en países en desarrollo como la República Dominicana cuando se ha proporcionado la capacitación y el equipamiento necesarios.

“Lo que más necesitamos ahora (en el campo de la audiología pediátrica) es utilizar las herramientas y el conocimiento que ya tenemos”

AS: Siempre estuvo usted interesado e involucrado en la creación e implementación del cribado auditivo neonatal, el cual es esencial para detectar la pérdida de audición a una edad temprana. Sin embargo, en los años 90, con la aparición de las emisiones otoacústicas, insistió intensamente en la importancia de establecer programas de seguimiento sólidos. Esto le llevó a crear, junto con otros investigadores y personal clínico, el programa de audición infantil de Ontario del que nos hablaba en su respuesta anterior. ¿Cree que sus palabras fueron escuchadas? ¿Hay algún margen de mejora en los programas y protocolos de seguimiento actuales?

RS: ¡La respuesta corta a esta pregunta es sí! Creo que fuimos escuchados y apoyados por el gobierno en este trabajo. Durante la década de 1990, formamos un pequeño grupo de cuatro miembros que, con el tiempo, nos permitió desarrollar una estrategia para ejercer influencia en el Ministerio de Salud de Ontario y así poder implementar un programa integral de audición infantil. Mientras hacíamos todas las señales posibles para captar la atención de los funcionarios del gobierno, trabajamos juntos para desarrollar una propuesta formal para nuestro programa integral audiológico infantil basado en evidencia. Una pequeña ventana de oportunidad (48 horas) se abrió justo antes de una elección provincial y, afortunadamente, ¡estábamos listos!

Nuestro grupo compartía la misma filosofía. Todos sentimos firmemente que todos los elementos debían estar en su lugar antes de comenzar la evaluación real. Brevemente, esto incluyó el desarrollo de protocolos basados ​​en evidencia para la detección, diagnóstico, ajuste de dispositivos, terapia y apoyo familiar. Además, las personas que debían participar en el programa debían recibir capacitación en la aplicación de los protocolos. Además, nuestra provincia acordó adquirir el mismo equipo para cada clínica que participara en el programa. También desarrollamos un conjunto de indicadores de rendimiento y un sistema de base de datos que se utilizaría para monitorizar el desempeño del programa a lo largo del tiempo. Durante un período de aproximadamente dos años, se desarrollaron protocolos, se capacitó a los participantes profesionales que aceptaron participar en la aplicación de los protocolos, se compró todo el equipo y, solo entonces, se inició el cribado auditivo neonatal en todo Ontario. En el desarrollo de este programa, nos mantuvimos firmes en la idea de que hasta que todos los elementos no estuvieran en su lugar y hasta que todas las vías a través del sistema no fueran definidas cuidadosamente, la evaluación de la audición en los recién nacidos sería una promesa vacía. Con el tiempo, nuestros indicadores de rendimiento monitorizados nos ayudaron a conocer dónde se requerían modificaciones y mejoras. Sin embargo, ahora, después de aproximadamente 20 años, el programa funciona en gran medida tal y como se diseñó originalmente para ejecutarse.

AS: Antes de iniciar su carrera como investigador, trabajó durante algunos años en la clínica como audiólogo pediátrico en el Hospital Infantil de Halifax (Canadá) ¿Cree que eso le ayudó en el desarrollo de su trabajo como investigador?

RS: Para mí, el camino que elegí en mi carrera funcionó muy bien. Al trabajar primero como audiólogo pediátrico, pude saber, a diario, lo que sabíamos y lo que no sabíamos. Pude estudiar el panorama general de la audiología pediátrica, encontrar dónde estaban los grandes agujeros negros en nuestro conocimiento y, al final, decidir a qué área me gustaría dedicar mi carrera en la investigación. En retrospectiva, mi investigación siempre se aplicó con niños en el mismo centro. Además, en la mayoría de las etapas de desarrollo del método DSL, trabajé estrechamente con personas que trabajaban con niños todos los días. Juntos, pudimos determinar qué enfoques funcionaron y cuáles no. Un buen ejemplo de esto es cuando los sistemas de micrófono de sonda se comercializaron a finales de los años ochenta. Inicialmente, veía esta tecnología como una solución completa para muchos de los problemas en los que estaba trabajando. Al final, los niños de 12 meses quedaron mucho menos impresionados con esta tecnología que yo. Con el tiempo, este “choque con la realidad” condujo al desarrollo del procedimiento RECD que desarrollé en colaboración con un médico clínico, el cual es mas apto para niños.

AS: Muchas gracias Dr. Seewald.

Hasta aquí la primera parte de nuestra entrevista. En los próximos días publicaremos dos partes mas de la entrevista, en ellas el Dr. Seewald nos hablará de su trabajo en el desarrollo del método DSL y su visión sobre el desarrollo de las ciencia de la audición en el mundo hispanohablante, respectivamente. ¡Estad atentos!

Referencias

Dawes L. (2014) 100 years of Deaf Education and Audiology at the University of Manchester. University of Manchester Press.


Sobre el Dr. Seewald:

El Dr. Richard Seewald es professor emérito del School of Communication Sciences and Disorders e investigador asociado del National Centre for Audiology, en la facultad de ciencias de la salud de la Universidad de Western Ontario. En los últimos 45 años, el trabajo del Dr. Seewald se ha centrado en problemas relacionados en la selección y amplificación en bebés y niños. Es conocido internacionalmente por su trabajo en el desarrollo del método de prescripción de audífonos pediátricos, Desired Sensation Level (DSL). El Dr. Seewald ha recibido numerosos premios por su trabajo con niños incluyendo un cargo honorífico en la Canadian Academy of Audiology y la Canadian Speech, Language and Hearing Association, un doctorado honorífico en leyes por la Universidad de Dalhousie, un doctorado honorífico en ciencias por la Universidad de Western Ontario y el prestigioso premio internacional en audición de la American Academy of Audiology por su trabajo pionero en el campo de audiología pediátrica. Durante su jubilación, el Dr. Seewald es miembro del comité asesor de la fundación Hear the World.

Visita nuestro perfil de PATREON en: http://www.patreon.com/aurisscientia
Para más detalles sobre como convertirse en patrono de Auris Scientia visita la siguiente entrada de nuestro blog: https://goo.gl/LxsfnF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: