¿Qué escuchamos mientras dormimos?

Por Adrienne Roman

Adrienne Roman es investigadora postdoctoral en la Universidad de Vanderbilt. Recibió su doctorado de la Universidad de Indiana en Psicología en 2015 y su graduado en psicología de la Universidad de Louisville en 2006. Sus intereses de investigación implican comprender el papel de la experiencia auditiva en el desarrollo cognitivo y sus investigaciones actuales se centran en comprender el procesamiento auditivo durante el sueño en niños pequeños.

Aunque los investigadores aún no saben exactamente qué sucede mientras dormimos, si que sabemos que nuestros cerebros permanecen muy activos durante el sueño. Por ejemplo, mientras dormimos, nuestros cerebros hacen una limpieza general de nuestro organismo. El líquido cefalorraquídeo, que es el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal, se bombea más rápidamente por todo el cerebro, eliminando desechos y toxinas. También sabemos que, a nivel cognitivo, nuestros cerebros usan el sueño para consolidar recuerdos. La consolidación de recuerdos es el proceso por el cual las memorias a corto plazo se trasladan a la memoria a largo plazo para que se vuelvan más estables mediante la reactivación y el fortalecimiento de las conexiones sinápticas que las representan (e.g., Buzsak, 1998; Stickgold, 2005).

Además, nuestros cerebros, hasta cierto punto, siguen interactuando con el entorno mientras dormimos. Esto es importante desde una perspectiva evolutiva. Por ejemplo, nuestros cerebros escanean y procesan continuamente la información auditiva de nuestro entorno, lo que nos ayuda a monitorear posibles amenazas (por ejemplo, apertura de puertas o rotura de cristales) o ruidos alarmantes (por ejemplo, el llanto de un bebé o el decir nuestro nombre). Si nuestros sentidos se apagasen por completo durante el sueño, nuestra seguridad correría un alto riesgo. Además, nuestros cerebros no se limitan a procesan sonidos que pueden suponer un amenaza. Estos mecanismos de procesamiento de información auditiva y de atención que permanecen activos durante el sueño pueden también detectar y completar una serie de tareas. Durante el sueño, se ha demostrado que los bebés pueden discriminar los sonidos del habla (Gilley, Uhler, Watson, & Yoshinaga-Itano, 2017), separar completamente una señal auditiva de interés del resto de sonidos (Winkler et al., 2003), procesar la emoción o el estrés expresados en las vocalizaciones humanas (Blasi et al., 2011; Graham, Fisher, & Pfeifer, 2013; Zhang et al., 2014), y detectar patrones de habla (Gervain, Macagno, Cogoi, Pena, & Mehler, 2008). Así mismo, se ha demostrado que durante el sueño, los adultos son capaces de discriminar tonos (Nielson-Bohlman, Knight, Woods, & Woodward, 1991), discriminar nombres (Perrin, García-Larrea, Mauguière, & Bastuji, 1999), y preparar respuestas motoras basadas en instrucciones específicas (Kouider, Andrillon, Barbosa, Goupil, & Bekinschtein, 2014).

Nuestros cerebros escanean y procesan continuamente la información auditiva de nuestro entorno, lo que nos ayuda a monitorear posibles amenazas o ruidos alarmantes.

Además, desde un punto de vista evolutivo, ¿hay algún beneficio en procesar el sonido mientras estamos durmiendo? Es posible que esta habilidad sea importante para el desarrollo. El cerebro cambia estructural y funcionalmente como resultado de la experiencia y la información, esto es lo que llamamos plasticidad o neuroplasticidad dependiente de la experiencia. De hecho, la mayoría de los cambios estructurales y funcionales en el cerebro como resultado de la experiencia ocurren en etapas tempranas del desarrollo. Dado que los niños duermen mucho cuando son pequeños, este acceso al sonido mientras duermen podría ser importante para estimular el desarrollo de la corteza auditiva. Para hacernos una idea de cuánto duermen los niños, la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño publicó recientemente una declaración de consenso que recomienda las siguientes cantidades de sueño para niños sanos: 12-16 horas al día para bebés, 11-14 horas al día para niños pequeños, 10-13 horas al día para niños de 3-5 años de edad, y 9-12 horas al día para niños de entre 6 y 12 años de edad (Paruthi et al., 2016).

Las máquinas de sonidos para bebés pueden producir niveles de sonido potencialmente dañinos para la audición infantil y la exposición intensa a largo plazo podría retrasar el desarrollo en las áreas de procesamiento auditivo del cerebro.

¡Esto no significa que debamos comenzar a bombardear con sonidos a los niños mientras duermen! Debemos tener en cuenta que no todas las formas de estimulación auditiva durante el sueño son beneficiosas. Recientemente, las máquinas de sonido para bebés que producen ruido blanco o ambiental se han convertido en una forma popular de enmascarar sonidos potencialmente disruptivos para que los niños puedan conciliar el sueño rápidamente y permanecer dormidos por períodos más largos de tiempo (Forquer & Johnson, 2005). Sin embargo, tales máquinas pueden producir niveles de sonido potencialmente dañinos para la audición infantil (Hugh, Wolter, Propst, Gordon, Cushing, & Papsin, 2014) y la exposición intensa a largo plazo podría retrasar el desarrollo en las áreas de procesamiento auditivo del cerebro (Chang & Merzenich, 2003).

Por otro lado, ¿hay alguna consecuencia cuando un niño duerme en un ambiente con poca o ninguna estimulación auditiva? Un estudio reciente de Pineda et al. (2014) investigó este problema cuando las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) crearon habitaciones privadas para evitar la exposición a los ambientes ruidosos de las salas abiertas, con la idea de que un ambiente con menos ruido sería menos estresante para los recién nacidos prematuros. Sin embargo, dos años después, encontraron que los bebés que estuvieron en salas privadas tenían puntuaciones de lenguaje más bajas que los bebés ubicados en salas abiertas, lo que sugiere que las puntuaciones de lenguaje más bajas podrían deberse a la diferencia en la estimulación auditiva entre los grupos.

Entonces, ¿cuál es la conclusión? Nuestros cerebros siguen estando muy activos durante el sueño y continúan procesando sonidos de nuestro entorno. Esta habilidad es muy importante para nuestras necesidades evolutivas y de desarrollo. ¿Hasta qué punto procesamos los sonidos que escuchamos durante el sueño? Todavía no lo sabemos … todavía estamos en las primeras etapas de entender cómo funciona este proceso. ¡Solo sabemos que mientras tú duermes, tus oídos siguen despiertos!

Referencias

Blasi, A., Mercure, E., Lloyd-Fox, S., Thomson, A., Brammer, M., Sauter, D., Deeley, Q., Barker,

G.J., Renvall, V., Deoni, S., Gasston, D., Williams, S.C.R., Johnson, M.H., Simmons, A., & Murphy, D.G.M. (2011). Early specialization for the voice and emotion processing in the infant brain. Current Biology, 21, 1220-1224.

BuzsÁk, G. (1998). Memory consolidation during sleep: a neurophysiological

perspective. Journal of sleep research7(S1), 17-23.

Chang, E. F., & Merzenich, M. M. (2003). Environmental noise retards auditory cortical

development. Science, 300(5618), 498-502.

Forquer, L. M., & Johnson, C. M. (2005). Continuous white noise to reduce resistance going to

sleep and night wakings in toddlers. Child & family behavior therapy, 27(2), 1-10.

Gervain, J., Macagno, F., Cogoi, S., Peña, M., & Mehler, J. (2008). The neonate brain detects

speech structure. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), 105(37), 14222-14227.

Gilley, P. M., Uhler, K., Watson, K., & Yoshinaga-Itano, C. (2017). Spectral-temporal

EEG dynamics of speech discrimination processing in infants during sleep. BMC Neuroscience,18(1), 34. https://doi.org/10.1186/s12868-017-0353-4

Graham, A.M., Fisher, P.A., & Pfeifer, J.H. (2013). What sleeping babies hear: a functional MRI

study of interparental conflict and infants’ emotion processing. Psychological Science, 24(5). 782-789. doi: 10.1177/0956797612458803

Hugh, S. C., Wolter, N. E., Propst, E. J., Gordon, K. A., Cushing, S. L., & Papsin, B. C. (2014).

Infant sleep machines and hazardous sound pressure levels. Pediatrics, 133(4), 677-681.

Kouider, S., Andrillon, T., Barbosa, L.S., Goupil, L., & Bekinschtein, T.A. (2014). Inducing task-

relevant responses to speech in the sleeping brain. Current Biology, 24(18), 2208-2214.

Nielson-Bohlman, L., Knight, R. T., Woods, D.L., & Woodward, K. (1991). Differential

auditory processing continues during sleep. Electroencehalography and Clinical Neurophysiology, 79, 281-290. https://doi.org/10.1016/0013-4694(91)90124-M

Paruthi, S., Brooks, L. J., D’Ambrosio, C., Hall, W. A., Kotagal, S., Lloyd, R. M., Malow, B. A.,

Maski, K., Nichols, C., Quan, S. F., Rosen, C. L., Troester, M. M., & Wise, M.S. (2016). Recommended amount of sleep for pediatric populations: a consensus statement of the American Academy of Sleep Medicine. Journal of Clinical Sleep Medicine: JCSM: official publication of the American Academy of Sleep Medicine, 12(6), 785.

Perrin, García-Larrea, Mauguière, & Bastuji (1999). A differential brain response to the

subject’s own name persists during sleep. Clinical Neurophysiology, 110, 2153-2164. https://doi.org/10.1016/S1388-2457(99)00177-7

Stickgold, R. (2005). Sleep-dependent memory consolidation. Nature437(7063), 1272.

Winkler, I., Kushnerenko, E., Horváth, J., Čeponienė, R., Fellman, V., Huotilainen, M.,

Näätänen, R., & Sussman, E. (2003). Newborn infants can organize the auditory world. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), 100(20), 11812-11815.

Zhang, D., Liu, Y., Hou, X., Sun, G., Cheng, Y., & Luo, Y. (2014). Discrimination of fearful and angry emotional voices in sleeping human neonates: a study of the mismatch brain responses. Frontiers in Behavioral Neuroscience, 8(422), 1-10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: